miércoles, 16 de octubre de 2019

GRITO


El grito indigena
del Ecuador
atraviesa los siglos
y se encarna
en un 12 de octubre
sangriento
como aquel

martes, 15 de octubre de 2019

SILENCIO

Se organizaron para que el ruido del mar no entrara en las habitaciones aunque si el viento.
Sin ruido, de puntillas.
Cuando los vencia el cansancio,
se iban a dormir.
Las pilas se terminaban,
las baterias se descargaban,
los plomos saltaban
Y entonces,
sólo entonces,
silbaba el viento
y hacian frufru las cortinas
y un ruido muy ronco
del fondo de la historia
ponia los bajos a semejante melodia

lunes, 14 de octubre de 2019

PACHAMAMA

Ellos y ellas
cuidan desde siempre
la Floresta.
Ellos y ellas
son los guardianes de la selva
que nos protege a todas.

Cuidan por nosotras,
protestan por nosotras,
tiemblan por nosotras
los pueblos originarios.

Despertemos por los arboles
sin nidos
ni ramas
ni frutos
ni flores.

Despertemos por los animales
sin casa,
sin cachorros,
sin futuro.

Despertemos por la floresta
sin árboles ni animales.

Despertemos
por las tradiciones antiguas
que adoran la unica diosa:
La Pachamama
La Tierra,
nuestra unica morada.

domingo, 11 de agosto de 2019

MANOS MARIPOSAS


La delgada mano de Carmela
revolotea
cual mariposa nocturna
la cabeza dolorida.

Recuerda rostros,
nombres,
ciudades,
buscando otra mano
que la contenga.

Caminamos
barrios sevillanos
con trozos de vida
colgando como flecos:
San Jerónimo,
La Macarena,
Los pisos de Renfe,
El Gran Poder
y la Semana Santa.

Recorremos SanLucar,
la de la sopa de tomate,
el pescaito
y los caballos al atardecer.

El rostro enmarcado
por plateados cabellos
se acomoda a la caricia.

La sabiduría de los años
necesita cercania,
calidez,
complicidad,
al tiempo que regala
todo eso
multiplicado.


jueves, 23 de mayo de 2019

OJOS GRISES, MANUELA


La patadita flamenca
sacude levemente el liquido,
la oscuridad,
el cordón
y a la criatura.

Las lunas pasan una a una
y el ser conoce la luz, el aire y el ruido.

La patadita flamenca
capta toda la atención de sus ojos grises
que empieza a ver colores
y a lo lejos.



jueves, 14 de marzo de 2019

ROCIO O LA MIRADA QUE CRUZO EL MAR

                                                  Para Charo,
                    Flamenca allende los mares.

La mirada de la bailaora
que cruzó el mar
barre los ojos de los espectadores
y los arrastra subiendolos al cogote, bajandolos por su escote,
pisandolos en un taconeo energico
y resucitandolos en un golpe de pollera gitana.

La mirada de la bailaora
que cruzo el mar
la hace única e hipnótica
e ilumina su presencia y su esencia flamenca.

Es el rocio leve y temprano que brilla,
es el baile que enreda los sentidos.

La mirada que cruzo el mar
es la esencia y el arrastre,
lazo que une escenario,
musicos,
espectadores
y remata en una sonrisa hermosa.


domingo, 21 de octubre de 2018

TROMPO


Para Claudia Culpo,
quien llenó de emoción mis huesos
y a toooda la gente linda del flamenco
que sin permiso y con algarabía 
se han metido en mi vida
inundandola.


Seguiriya por vez primera.
El gesto cruzó el mar entre tierras
que traza una linea de espuma
desde la bota al taconeo.

Seguiriya por vez primera.
La bailaora gira
y es un trompo impredecible
que en sus vueltas
se lleva los ojos
de quien la mira.