jueves, 15 de enero de 2015

ENTRE AQUÍ Y DESPUÉS





Delicioso va a ser
nuestro encuentro
con tanta curva de por medio.
tantas horas sin tu mirada,
tanto proyecto de bolero
entre aquí y después
entre ahora y allá
entre vos y yo.

Viajo como si no viajara
demasiados olivares
no elegidos.

Te aviso de las curvas
del camino,
de las carreteras antiguas,
de los olivares sobre tierra
sequía-andalucía

Te informo del sol
que ilumina con dorada luz
aquel barranco desnudo de vegetación
dando
“esa” sombra
a las montañas

Los olivos allá abajo
son lunares
de un traje de gitana.

Te aviso de hojas secas
en piscinas que nadie usa
de pueblos que nadie habita
mientras sobre el resto
van cayendo
las sombras de la noche.

El violáceo-gris del cielo
Impregna
 las rocas de enfrente
Y mi cuaderno.

La noche avanza rápidamente,
la montaña
 ha perdido su detalle
y luce uniforme.
La oscuridad
sin matices
avanza desde el fondo del valle
y desdibuja los contornos.

Pueblo desconocido que me espera
  ¿cuanta incertidumbre
me traerá su ausencia?










2 comentarios:

  1. Precioso! Leerlo te sumerge de lleno en la situación.

    ResponderEliminar
  2. Genial como siempre!!

    ResponderEliminar

Puedes dejar tu comentario siempre que lo hagas con respeto. Gracias